UNAS PALABRITAS SOBRE WINDOWS 7

Bueno, pues tras varias interacciones con Windows 7, ya puedo escribir, con cierto conocimiento de causa, sobre el nuevo S.O. de Microsoft.
Empecemos por lo bueno:
Desde luego, ha conseguido superar la odiosa, tediosa y desesperante lentitud de Windows Vista. Y no estoy hablando de máquinas muy potentes que justifiquen su mejor rendimiento, pues lo he probado en máquinas con micros de un solo núcleo e incluso en mini-portátiles con Atom y 1Gb de RAM y he de decir que se mueve con la misma agilidad que Windows XP (en ciertas tareas –por ejemplo el arranque- incluso más). En ese sentido, creo que Microsoft ha hecho bastante buen trabajo y esto permitirá que el Windows 7 llegue por fin a desbancar al Windows XP (entre otras cosas, porque permitirá que personas con equipos antiguos hagan el upgrade y puedan trabajar con Windows 7 en sus equipos).
Y ahora lo malo:
Por un lado la estética: esto es un tema más bien personal, pero la verdad es que Windows 7 mantiene básicamente la misma estética que Windows Vista y a mí me parece absolutamente anti-intuitiva e incomodísima para trabajar. Desde luego, para el técnico, es absolutamente nefasto, haciendo todos los trabajos de configuración, limpieza, etc muchísimo más complicados (en ciertas cosas incluso más que Windows Vista) pero, a la vez, tiene el riesgo de dispones de un modo excesivamente accesible el acceso a características bastante avanzadas de dispositivos que, a buen seguro, hará que más de un usuario descaraje algo sin darse apenas cuenta.
Y por otro lado está el tema de la compatibilidad: Se supone que Windows 7 introducía, como una de sus grandes mejoras, un modo de compatibilidad con Windows XP (que se suponía también tenía Vista pero no funcionaba ni a tiros). Pues bien, esto sólo está disponible en la versión profesional de Windows 7 y, puesto que los equipos vienen con la versión Home, podéis olvidaros de esto. Por poner un ejemplo, si tenéis una Palm, no vais a poder sincronizarla con Windows 7 nada más que por Bluetooth (nunca por USB) o bien teniendo que montar una máquina virtual con Windows XP… (Ojo! Esto no es sólo problema de Microsoft, también es INCONCEBIBLE que Palm no de soporte para versiones de 64 bits!). Imagino que con el tiempo, según vaya actualizándose el Windows 7 y según vayan los fabricantes sacando nuevas versiones, estos problemas irán subsanándose pero, para empezar, me parece un problema bastante importante. Dejando aparte el detalle de las Palm, en general Windows 7 parte de la base de que nadie tiene dispositivos de más de 5-6 años que quiera seguir utilizando, de modo que incluso la instalación de una impresora antigua se convierte en una compleja tarea. También es verdad que este es un problema habitual con cada nueva versión, pero no por eso deja de cabrear…
En definitiva, Windows 7 me causa la sensación que en su momento me causó Windows XP: durante 2-3 años tras su salida, seguí aconsejando trabajar con Windows 98 o 2000 pero, finalmente, Windows XP se convirtió en la mejor opción; ahora es lo mismo: mi consejo es seguir utilizando Windows XP (sobre todo en entornos de empresa!), pero casi seguro que en 2-3 años Windows 7 será una buena opción (cosa que el Vista nunca ha conseguido).
De este modo, el ranking queda así: Windows XP en primer lugar, Windows 7 en segundo lugar (con expectativas de alcanzar el primero) y Windows Vista en tercer lugar cada vez a más y más distancia…

CONSEJOS A LA HORAS DE COMPRAR UN PORTÁTIL

Escribo estos consejos para intentar paliar lo que, cada vez mas, se esta convirtiendo en una epidemia: la mala elección a la hora de comprar un portátil.
Comprar portatiles siempre ha sido algo delicado y complicado, ¿elijo por marca? ¿por modelos? ¿por caracteristicas?... y, con el enorme descenso en el precio que han sufrido, sobre todo en el ultimo año y medio, esto se ha agravado.
Los fabricantes meten en sus equipos de todo (super procesadores de 2-4 nucleos, gráficas excelentes, discos duros que hacen temblar a la SGAE, memoria RAM para hacer correr hasta a los caracoles...) y, sin embargo, muy a menudo nos encontramos con que estos super-equipos no dan el super rendimiento que esperabamos y, lo que es peor, que fallan pronto y mucho. ¿A que se debe esto?. Voy a intentar explicar las principales razones:
1.- Sistema operativo: De todos es sabido que el Windows Vista no ha salido muy bien que digamos... come recursos como mis hijos el chocolate, pide miles de veces permiso hasta para lo más elemental y parece que todo va mucho más lento de lo que debiera... Esto tiene 2 posibles soluciones: poner Windows XP (muy buena idea en la mayoría de los equipos, aunque en muchos de ellos es dificil de instalar) o, por suerte, ponerle el nuevo Windows 7 que, aunque necesitará unos años de actualizaciones para alcanzar la fiabilidad y estabilidad del Windows XP, de momento promete. Es mucho más ágil y no debora recursos como Vista aunque, desde mi punto de vista, la estetica y "usabilidad" (odio esta palabra pero como ahora se usa tanto...) siguen siendo atroces, pero a la gente eso en general le gusta.
2.- Exceso de potencia: Aunque parezca mentira el "cuanto más rápido y potente mejor" cada vez es más falso en la informática en general y en los portátiles en particular. Hemos de tener en cuenta que la potencia de la que dispone un portátil son 70-90W, que es lo que la batería o el cargador son capaces de darle. Si ponemos un micro que el solo consume 50-70W, una gráfica que otro tanto, la pantalla, disco duro, tarjeta Wifi... En fin, que nos encontramos máquinas con consumos superiores a los 150W que, obviamente, jamás van a conseguir funcionar al 100% de sus posibilidades. De ahí que, a menudo, portátiles mas modestos tengan el mismo e incluso mejor rendimiento que los más caros (aunque los fabricantes de portátiles quieran matarme por escribir esto...).
3.- Errores de diseño: Si, como lo lees, errores de diseño. Cada vez es más habitual. Da igual la marca, me los he encontrado hasta en las mejores (las que hasta ahora eran un "seguro de vida" a la hora de aconsejar una compra). Si a un portátil le metes un procesador y una gráfica potentísimos, un disco duro (o 2) que también genera mucho calor y otros componentes que, sin ser núcleos centrales de calor, también algo generan, el resultado es una necesidad de disipar ese calor enorme en un espacio muy reducido. Por desgracia, hay modelos (cada vez más y, sobre todo, los más caros y potentes) que simplemente están mal diseñados y no son capaces de disiparlo. ¿Cuanto tardarán en fallar? es una cuestión de azar, los hay que unos meses (gracias a Dios! ha fallado aún en garantía) y los hay que algo más pero, normalmente, no superan los 3 años de vida y eso sufriendo una gran degradación y, por tanto, un descenso brutal en su rendimiento... Lo peor de estas cosas es que básicamente no tienen solución.
En conclusión, mi consejo a la hora de comprar un portátil es: o preguntar a alguien (lease yo) que conozca muy bien ese mundillo (absteneos de preguntar a "mi amigo que sabe mucho de informática! suele ser una de las peores cosas pues, lógicamente, tenderá a aconsejaros el que vea más potente... o estas todo el día liado arreglando estas cosas o es muy difícil que sepas que ocurre) o, ante la duda, siempre recomiendo los equipos más sencillos (y, además, más baratos). Procesadores centrino o celeron (incluso mejor si no tiene doble núcleo) y gráficas sencillas (tipo intel o sis, no válidas para súper juegos pero más que de sobra para internet, películas, fotos y de más)... Una vez más, no depende tanto de la marca (yo, por ejemplo, ahora a todos mis clientes les vendo de una marca que dejé de comprar porque había dado un enooorme bajón de calidad y que, sin embargo, ha sacado un modelo excelentemente bien diseñado) como del diseño de cada modelo en particular...
Suele merecer la pena adquirir un equipo más aconómico y gastarse lo que te habrías ahorrado en el más caro en pedir a un profesional que te instale y configure correctamente un Windows XP (hoy por hoy en uno o dos años seguramente ya aconseje Windows 7). El equipo irá más rápido, sufrirá menos calentones y tendrá una vida más larga.
Espero haberte ayudado con esta charla... suerte en tu compra!